Saltar al contenido

6 Remedios Caseros y Naturales para la Alopecia Femenina

remedios naturales para la alopecia

La alopecia es uno de los padecimientos más generalizados en la sociedad actual, y como tal esta dolencia dispone de una serue de Remedios Caseros para la Alopecia.

Si bien los hombres la padecen en mayor proporción que las mujeres, el porcentaje de las féminas que sufren de alopecia es cercano al 30%, por lo que ya responde a un mal bastante generalizado en la población femenina.

Sin embargo, la solución siempre (o casi siempre) está en las manos de quien padece de este mal. Al ser considerado el cabello largo y brillante como un síntoma de belleza y de buena salud, las mujeres que, por situaciones de alopecia, no pueden tener un cabello igual, se sienten deprimidas, desfavorecidas y en situaciones de inferioridad o estrés.

Pero hay remedios caseros y naturales para combatir la alopecia.

Los remedios caseros para la alopecia en mujeres: ¿De qué dependen?

No todos los remedios naturales para la alopecia, sobre todo los que fabricamos en casa, son tan efectivos para combatir el malestar que nos aqueja. Muchos factores pueden estar asociados a la no efectividad del tratamiento natural.

En ocasiones, se debe a una mala preparación o combinación de los ingredientes. En otras tantas, puede deberse a que las propiedades de los ingredientes no son tan intensas como las que se sugieren en las recomendaciones de remedios caseros.

Pero, finalmente, también puede depender este éxito de cuál sea la alopecia que padeces, de acuerdo a los tipos de alopecia femenina más comunes. Por eso, para ayudarte a determinar tu padecimiento, aquí mencionamos los tipos de alopecia comunes, y cómo se pueden reconocer.

  • Alopecia androgénica: Se produce por un exceso de andrógenos (hormonas masculinas) en el organismo. Estas hormonas producen la contracción de los folículos del cabello, por lo que impiden el crecimiento normal, debilitando progresivamente al cabello, hasta lograr una calvicie total. Es la forma más común.
  • Alopecia difusa: Este tipo de alopecia se suele denominar una causa de la herencia, de la genética. Se caracteriza por ser una calvicie parcial, en algunas zonas de la cabeza. Pero, generalmente, produce un cabello muy débil y delgado, por lo que es posible que no sean claros tan visibles.
  • Alopecia cicatricial: Es una enfermedad rara donde la superficie de los folículos se ve reemplazada por tejido cicatrizado. Puede deberse a factores genéticos, a neoplasia, y hasta problemas como infecciones, radiación, quemaduras graves o tumores. Es una enfermedad donde el diagnóstico y el posterior tratamiento es indispensable.
  • Alopecia nerviosa: Es la consecuencia de problemas nerviosos, asociados principalmente al estrés, a la presión psicológica o a los nervios. Esta tensión produce inflamación de los folículos del cuero cabelludo, produciendo pérdida del cabello. Por eso, evitar este tipo de alopecia es, casi siempre, evitar las tensiones que lo generan.
  • Alopecia universal: Es el tipo de alopecia más raro. Universal, o total, se manifiesta por una pérdida total del pelo, tanto de la cabeza como del resto del cuerpo. Puede afectar a cualquier persona, sin distinción de género o de edad. La enfermedad se manifiesta por un error del sistema inmune que le lleva a atacar a los propios folículos.
  • Alopecia traumática: La alopecia traumática es la pérdida del cabello producida por una lesión en la zona en cuestión. Esta lesión, por ende, impide el crecimiento de nuevo cabello y, también, ha producido la caída del existente. En este caso, los remedios naturales no son para combatir la alopecia, sino para permitir el crecimiento de nuevo cabello.
  • Alopecia por tracción: La alopecia por tracción, o por fuerza, se produce por la tensión ejercida sobre los folículos del cuero cabelludo. Se produce, a menudo, por algunos peinados que generan mucha tensión (ejemplo, los moños usados en danza). En otras ocasiones, por hábitos inconscientes de tomarnos el cabello.

Si ya has identificado cuál es el tipo de alopecia que tienes, es hora de conocer los remedios más populares para combatir cada una de ellas.

Los mejores remedios caseros para combatir la alopecia femenina

Combatir la alopecia femenina requiere de, más allá de remedios naturales, la adopción de nuevos hábitos saludables que permitan ser más eficientes en los resultados.

De allí que algunos de los remedios más populares sean los siguientes:

  • Relajación: la tensión, el estrés y las preocupaciones están entre las causas más comunes de la alopecia. Y, si no es alopecia nerviosa, estos factores también ayudarán a cualquier tipo de alopecia a maximizar sus malestares. Por eso, hacer terapias de relajación, combatir el estrés, hacer yoga, ejercicio, evitar las sobrecargas laborales y el mal humor, pueden ser algunas de las medidas principales.
  • Cuidar el cabello: no seguir maltratando el cabello es otra de las medidas fundamentales. Evitar el secado, planchado y rizado –por el calor al que será expuesto- es un deber ineludible. Así también, no usar agua caliente para lavar el cabello. Hidratarlo, por el contrario, sí es muy favorable.

Otros remedios preparados en casa que puedes utilizar son:

  • La cebolla, el ajo y el limón: hacer bálsamos con alguno de estos ingredientes, colocándolos en agua hirviendo (pelados), y luego dejándolos reposar para untarlos en el cabello, tienen un efecto antibacterial sobre el cuero cabelludo, dejando folículos más saludables.
  • Hacer un bálsamo de zanahorias: la zanahoria es rica en antioxidantes, pero también en vitaminas B6 y B12, por lo que fortalecen al cabello. Hacer un bálsamo, pero en lugar de agua usar leche de coco, que contiene sales minerales, ayudará a tener un pelo mucho más fortalecido.
  • Hidratación natural con sábila: la sábila, o Aloe Vera, es conocida por sus propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias. Sin embargo, es un potente hidratante y humectante. La resequedad en el cuero cabelludo produce debilidad en los cabellos. Por eso, dejar actuar el Aloe Vera en forma de mascarilla por unos 10 minutos sobre el cabello bastará para hidratarlo a plenitud. Combinarlo, claro está, con el tratamiento habitual con cosméticos.
  • Complementar tu dieta: a veces, la pérdida del cabello se refiere a un déficit de vitaminas y minerales. Por eso, incluir en la dieta alimentos ricos en zinc (frutos secos, cereales, mariscos), en hierro (lentejas, almendras, hígado), en vitamina C (cítricos, brócoli, algas marinas), y en vitamina A (sardinas, mantequilla), harán que el cuero cabelludo se recupere y los cabellos se fortalezcan.